mecanica suelos estudios

Desde antecedentes topográficos de la zona en estudio, se eligieron 2 perfiles considerados representativos de la geometría del talud, determinándose: altura y pendiente del talud; inclinación de los árboles presentes (conforme su grado de reptación); y, sobrecargas existentes en la cara y/o coronamiento del talud. Posteriormente, se realizó la exploración del terreno basándonos en 5 calicatas, distribuidas en los dos perfiles (Figura 4). De ellas se extrajeron muestras de suelo representativas, para efectuar ensayos de caracterización física (granulometrías, límites de Atterberg, contenido de humedad, densidad in situ y densidad relativa) y mecánica (corte directo CD). De forma adicional, se realizaron ensayos de penetración dinámica con el equipo PANDA. Desde los resultados logrados de estas pruebas, se procedió a la caracterización geotécnica de los suelos presentes.

Considerando el escenario sísmico establecido para evaluar la estabilidad mecánica a largo plazo (escenario 2), desde los resultados logrados, se ha podido acabar que los desplazamientos de masa estimados a nivel global en el campo en estudio, se podrían traducir en deformaciones mínimas que no comprometerían el comportamiento mecánico global de los taludes (Tabla 7), considerando las hipótesis y los criterios de análisis en este segundo escenario de cálculo. Tabla 7. Estimación de deslizamientos sísmicamente inducidos. Es esencial apuntar que, el análisis de la estabilidad mecánica de los taludes en cuanto tarda un estudio geofisico largo plazo, ha sido realizado considerando que los suelos constituyentes del estrato denominado “duna nueva”, podrían probar un aumento en el estado de compacidad y en los factores resistentes, condición que debe ser verificada a futuro.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *