geotecnia terminologia de mecanica de suelo

Considérese un talud sumergido formado por cuanto cuesta un estudio gofisico material granular saturado con el peso volumétrico γ y el ángulo de fricción interna Φ’ (figura 1). El talud tiene una inclinación b con respecto a la línea horizontal; el nivel freático coincide con la superficie del terreno, pasando por la corona, cara y fondo del talud. Se repite que un talud como se muestra en la figura 1 presenta una de las condiciones de estabilidad más críticas, cuando las fuerzas de gravedad provenientes del flujo de agua actúan en todo el cuerpo del talud. Si de fuerza de gravedad se trata, otros flujos, como por poner un ejemplo transitorios, parcialmente sumergidos o bien parcialmente sobresaturados, no propician condiciones de estabilidad más desfavorables.

Con cierta frecuencia, las filtraciones paralelas a la superficie del talud se mencionan como la condición de flujo más representativa, siendo estas un efecto esencial en la evaluación de la estabilidad de los taludes durante tormentas y también inundaciones. Últimamente, la inestabilidad inducida por la filtración ha recibido más atención, con el propósito de incluir, al interior de estudios de deslizamientos y fallas de talud, más factores de repercusión, de este modo para representar con mayor realismo y rigor las condiciones de campo. En mil novecientos ochenta y seis, Iverson y Major examinaron el potencial de falla en taludes formados por materiales granulares y sobresaturados. Los autores manejan el término “falla de Coulomb” para describir el fenómeno en cuestión que, en terminología de mecánica de suelos, es referido como “falla de materiales puramente friccionantes” o “falla de materiales sin cohesión”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *